¿CUÁL ES EL PRECIO DE LA TRADICIÓN?

A lo largo de los años, después de visitar y atender a la industria en sus muchas variantes, me he encontrado con una serie de prácticas muy arraigadas dentro de algunas empresas. Es común escuchar frases como “así lo hemos hecho por años” o “así hacemos las cosas aquí”, y de ninguna manera quiero decir que las buenas prácticas no deban ser replicadas y mantenidas, sin embargo, me refiero específicamente a aquellas (prácticas) que se realizan más por costumbre que por un conocimiento derivado de la experiencia. Desde dejar aceites expuestos a altas temperaturas por semanas para revisar su estabilidad, hasta palpar los lubricantes con las manos descubiertas, estas son algunas de las pruebas “caseras” que hemos encontrado a lo largo de los años.

El problema no está en realizar ensayos sobre los lubricantes empleados, sino en que los resultados de éstos sean utilizados para la toma de decisiones. Decidir con base en resultados de ensayos no confiables puede llevar a conclusiones erróneas que a la larga pueden resultar muy costosas.

Como saber si los ensayos que aplicamos a los lubricantes empleados realmente arrojan resultados importantes y útiles para conocer el desempeño de estos, en realidad no es necesario. Para esto existen una serie de ensayos debidamente documentados y avalados por algunas organizaciones especialistas en el tema como la ASTM, DIN, ISO, entre otras. La desventaja de estos ensayos es que generalmente requieren de equipo de laboratorio muy costoso y que no es accesible para la gran mayoría de las empresas. Aquí lo recomendable es identificar las propiedades clave que en verdad necesitamos conocer para evaluar el desempeño del lubricante y acercarse con un experto para obtener retroalimentación. Hoy en día, es posible encontrar empresas que realizan análisis de lubricantes y que cuentan con el equipo necesario acorde a los estándares actuales de la industria. Por supuesto que requerirá una inversión obtener este tipo de información, de nuevo pongo en la balanza que es más costoso, generar información confiable a través de laboratorios especializados o decidir basados en la tradición e intuición

Por: Carlos Miguel Cano Arguello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
0
    0
    Tu Carrito
    Tu Carrito es VacioRegresar a Compra